Páginas vistas en total

domingo, 4 de septiembre de 2011

DUEÑO DE MIS SUEÑOS


Hoy tus ojos me miraron,
 yo sonreí sin darme cuenta,
mis piernas temblaron
y mi corazón dio la vuelta.

Tuve ganas de besarte,
me acerqué  tanto a tu piel,
que ganas tuve de amarte…
Imaginé tus labios sabor a miel.

Tú y solo tú haces de mis sueños
una dulce realidad,
yo tu esclava, tu mi dueño.
Aunque solo sean sueños que felicidad.

Desperté sin quererlo,
abracé mi almohada
con fuerza para no perderlo.
Y así esperé a la madrugada.

Núria De La Torre 2011-09-04

1 comentario:

  1. Lo que hace el amor aunque sea solo en sueños...
    Es verdad que a veces se despierta una queriendo retenerlos, atraparlos... pero se escapan, siempre se escapan... como el agua entre los dedos.
    Pepi Bobis

    ResponderEliminar