Páginas vistas en total

jueves, 1 de septiembre de 2011

DÉJAME



Deja que mis manos
sean las únicas que sepan de ti.
Deja que mis ojos
sean los únicos que te miren.
Deja que mi cuerpo
sea el único que te roce.
Déjame solo a mí
para que haga vibrar a tu cuerpo,
ese que por momentos
es tan mío y otros ajeno.
Un hilo divino
nos une en la eternidad.
Unidos por el destino
están nuestros corazones.
Deja ya de hablar,
deja ya de lamentarte,
Mujer tu eres mía,
aunque no lo quieras ver.


Núria De La Torre 2011-09-01

2 comentarios:

  1. SENSUALIDAD Y DELICADEZAS EN TUS VERSOS POETA , UN BELLO MOMENTO PARA ABANDONARSE AL AMOR Y LA PASIÓN --Déjame solo a mí
    para que haga vibrar a tu cuerpo,ESTO ES HERMOSO , SALUDOS

    ResponderEliminar
  2. Bello poema lleno de sensualidad y delicadeza en el que los amantes sólo existen el uno para el otro sin más distracción que la de su propio goce amoroso. Encantador sin duda. Besos mi linda.

    ResponderEliminar