Páginas vistas en total

lunes, 27 de junio de 2011

LLUVIA

Lluvia que caes y limpias mis pesares,
ven y limpia mi angustia.
Lluvia que fría acaricias mi piel,
alcanza hoy a mi corazón
y apaga esta llama que nace sin esperanza alguna.
Es mí corazón el que hoy sufre
la angustia de no tenerlo más,
la esperanza se perdió en la penumbra.
Allí no alcanza la luz de sus ojos color aceituna.
Lluvia, ven por favor, empapa mi cuerpo,
arrastra este dolor más allá de mi alma.
Lluvia compadece a esta mortal,
que con tanta ingenuidad
su amor quiso entregar,
sin darse cuenta de que sus palabras eran de viento
y su corazón un feo metal..


Núria De La Torre  22 / 6 / 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario